miércoles, 10 de septiembre de 2008

TEXTO - HILADO - TEXTURA


Texto quiere decir Tejido, pero si hasta aquí se ha tomado este tejido como un producto, un velo detrás del cual se encuentra más o menos oculto el sentido (la verdad), nosotros acentuamos ahora la idea generativa de que el texto se hace, se trabaja a través de un entrelazado perpetuo; perdido en ese tejido –esa textura – el sujeto se deshace en él como una araña que se disuelve en las segregaciones constructivas de su tela. Si amásemos los neologismos podríamos definir la teoría del texto como una hifología (hifos: es el tejido y la tela de la araña).

Placer del texto. Clásicos. Cultura (cuanto más cultura, más grande y diverso será el placer). Inteligencia. Ironía. Delicadeza. Euforia. Maestría. Seguridad: arte de vivir. El placer del texto puede definirse por una práctica (sin ningún riesgo de represión ): lugar y tiempo de lectura: casa, provincia, comida cercana, lámpara, familia –allí donde es necesaria -, es decir, a lo lejos o no (Proust en el escritorio perfumado por las flores de iris), etc. Extraordinario refuerzo del yo (por el fantasma); inconsciente acolchado. Este placer puede ser dicho: de aquí proviene la crítica.

Tomado de: Roland Barthes, El placer del texto y lección inaugural, siglo XXI editores, México, 1986

2 comentarios:

Las tramas del taller dijo...

Realmente da gusto ver estas definiciones del texto y acrecientan las ganas de ser hilandero de historias.
Oscar Tartabull

susana dijo...

Tejido?, entrelazado?cuánto de verdad si se refiere a la vida, estamos todos inmersos, sin tener la valentía de hacernos preguntas, preguntas que nos desenmascaren el corazón. Susana Ballaris