domingo, 30 de agosto de 2009

DOS POEMAS DE EMILY DICKINSON PARA OSCAR




255

Morir -lleva solo un corto tiempo-
dicen que no duele -
es sólo un desmayo -por etapas -´
y luego -queda fuera de la vista -

una cinta más oscura -por un día -
un crespón en el sombrero -
luego un lindo sol llega -
y nos ayuda a olvidar -

la ausente -criatura - mística -
que sólo por amor a nosotros -
se fue a dormir -esa profunda vez -
sin la fatiga.

1017

Morir -sin morir
y vivir -sin la vida
es el más arduo milagro
propuesto por la fe.

(de: Dickinson, Emily, Poemas, trad. Silvina Ocampo, Tusquets, Barcelona 1997)

Y como reza el verso de un bellísimo poema de Cummings, todo el taller dice: "...llevo tu corazón conmigo (lo llevo en mi corazón)", y así será siempre. nadie que haya escrito las páginas que tan vívidamente recordamos, se va del todo. Mucho de él ha quedado entre nosotros.

Publicado por Marta Ortiz

4 comentarios:

susana dijo...

Fue, tan solo unos minutos, que me enteré que Oscar no está físicamente con nosotros. No lo puedo creer, una gran tristeza me invade, más porque sé que no voy a obtener respuesta de este comentario como siempre él lo hacía. Lo siento enormemente, en lo hondo/Susana Ballaris

Las tramas del taller dijo...

Son poemas muy hermosos Marta, a Oscar les habría gustado mucho.
Saludos
Amankay

susana dijo...

Oscar: Te busqué. Leí todo lo escrito por vos en todo ese tiempo que parece mentira, es el pasado.
No tengo muchos deseos de escribir, porque sé que no me vas a contestar, así, al toque, rápido, sagaz, distinto/Te extraño, amigo/
Susana Ballaris

Norma dijo...

los poemas son muy lindos, Marta, y a mí me suenan como un "hola Oscar" infinito. Creo que a él también.
Cariños
Norma